5 Cosas Que Dejas De Perseguir En Cuanto Te Das Cuenta De Tu Valor

Por Montsse
Suscríbete A Mi Página

    Todos crecemos pensando que necesitamos cosas, personas o experiencias para ser felices. En cuánto te das cuenta de tu valor y el valor de la vida, hay cosas que dejas de perseguir, y simplemente logras sentirte en plenitud con exactamente la persona que eres.

    Nos enseñan a querer tener una pareja, mucho dinero, grandes casas, coches y viajes. Y eso logra que queramos cada vez más en lugar de realmente darnos cuenta de la vida y de los pequeños detalles que la hacen increíble por vivir.

    Lo peor de todo esto es que al no lograr ciertas cosas en la vida, empiezas a sentir emociones de desvalorización, poco merecimiento y pensamientos que poco a poco te bajan el autoestima.

    Compararnos con otras personas midiendo la felicidad con cosas, es simplemente absurdo. La felicidad no se mide con lo que tienes o no tienes, con lo que has logrado o no has logrado.

    La felicidad es simplemente ser tú, enamorarte de quien eres y de tu vida. Es ahí un gran logro, ser feliz por quien ya eres en este momento.

    Quien logra este estilo de felicidad, se vuelve imparable e ilimitado.

    Cuando despiertas, y te das cuenta de tu valor, dejas de perseguir, perseguir personas, cosas, dinero y situaciones.

    Y adivina qué, en cuanto dejas de perseguir, todo te llega, TODO. Es INCREÍBLE.

    Si eres de esas personas que ya reconoce su valor y te sientes completx, entonces sabes a lo que me refiero.

    Decide empezar a vivir con un autoconcepto elevado, pensando lo mejor de ti y creyéndote la persona más valiosa y merecedora del mundo.

    Estas son las 5 cosas que dejas de perseguir en cuanto te das cuenta de tu valor.

    1. Dejar de querer el tener siempre la razón.

    Cuando buscas aprobación, siempre buscas tener la razón.

    Aunque no lo creas y pienses que las personas que discuten hasta tener la razón son inteligentes, la verdad es que esas personas tienen una inseguridad que les cuesta admitir.

    Buscan tener razón y demostrar cierta superioridad por ocultar su inseguridad.

    Tal vez tú has estado en esas ocasiones en las que sientes que a fuerza necesitas estar bien y probar algo a otras personas.

    Y esto viene por buscar validación de otras personas, por querer demostrar que sabes y vales algo por cierta información.

    En cuanto te das cuenta de que es más valioso escuchar y hablar en momentos clave, dejas de querer estar bien en todo. Aprendes a aceptarte pero sobre todo a aprender.

    Se siente increíble cuando tienes todo el conocimiento y que no tienes que forzárselo a nadie, si no que simplemente es útil para ti y que lo puedes enseñar a las personas que lo necesiten en el momento indicado.

    2. Felicidad.

    La felicidad no se persigue, tampoco la encuentras en otras cosas ni personas, 100% existe ya en ti.

    Perseguir la felicidad es como perseguir algo invisible, no la puedes encontrar mas que en ti mismx.

    Cuando decides empezar a ser feliz, con lo que tienes y por lo que y eres, en ese momento dejaste de buscar la felicidad.

    Tienes todo para ser una persona exitosa, feliz y plena, lo único que tienes que hacer es darte cuenta que ya posees la felicidad, abre los ojos, cambia la perspectiva a ver todas las bendiciones que te rodean.

    Se ha normalizado enfocarnos en lo que nos hace falta y eso crea un constante esfuerzo por conseguirlo, y la verdad es que en el momento que lo consigues, sentirás que aún te falta.

    Enfócate en lo que tienes y agradece, sentirás felicidad inmediata y te motivará a sentirte mejor.

    3. El futuro.

    Cuando caes en cuenta que tú escribes tu futuro con base a tus pensamientos y emociones, simplemente sabes que las cosas por las que estás trabajando y todos tus deseos, se cumplirán, por esa confianza y certeza de que estás creando un futuro muy bonito.

    A todos nos ha preocupado el futuro en algún momento de nuestras vidas, pensando demasiado en cómo será, y generando ansiedad y preocupación por lo que vendrá.

    Deja de preocuparte, si sabes que eres una persona valiosa y merecedora, entonces no habrá preocupación alguna por el futuro.

    Simplemente sabes que por el hecho de ser la persona que eres, cosas maravillosas llegarán a tu vida, sin importar los obstáculos.

    Cuando vives este momento, el futuro deja de preocuparte, porque no hay nada que pueda dañarte ni lastimar, simplemente sabes que estás creando lo mejor para ti.

    4. Personas.

    Cuando sentimos que algo realmente nos hace falta, perseguimos a personas, eso es cuando realmente hay un apego emocional fuerte, y cuando se vive en carencia.

    No hay que depender de nada ni de nadie para ser felices.

    En el momento que te das cuenta de tu valor, te das cuenta que no necesitas rogarle ni perseguir a nadie, sabes que ya eres suficiente con la persona que eres.

    Al darte cuenta de que mereces lo mejor de lo mejor de la vida, confías en que lo que sucede es porque estás creando cosas mejores y más grandes para ti.

    Sabes que no es necesario ir tras nadie porque reconoces tu valor, y lo más raro de esto es que en el momento que permites que las personas se vayan de tu vida, y dejas de perseguir, esas mismas personas y otras más empiezan a ir tras de ti.

    Y esto ocurre cuando te das cuenta que no necesitas nada ni nadie para sentirte como una persona completa.

    5. Dinero.

    El dinero es clave en la vida de los seres humanos, y muchos dicen que no es necesario para ser feliz pero que si ayuda a la felicidad.

    El dinero es como una relación, en el momento que dejas de preocuparte tanto y dejas de perseguirlo, el dinero quiere quedarse contigo.

    Es como una fuerte energía que entiende.

    Tenemos la idea errónea de que debemos esforzarnos mucho y trabajar duro para lograr conseguir esos millones, y la verdad es que debemos normalizar el ver el dinero como algo bueno y normal.

    Algo que fluye aún más cuando hacemos lo que nos encanta y nos apasiona, las personas que entienden la felicidad, entienden que se pueden ganar miles de dólares con 2 horas de trabajo al día, simplemente porque es algo que se disfruta.

    Hay personas que descubren la infinidad de cosas maravillosas que ya poseen, que deciden ir a vivir en lo más lejano de la ciudad porque no necesitan del dinero o de lujos, aprenden a ser felices con las personas que son.

    Eso en mi opinión es muy poderoso.

    En el momento que no necesites de nada, te has vuelto la persona más poderosa que existe.

    Una cosa es necesitar, y otra cosa es elegir.

    Si quieres una vida de lujos, es porque tú decides tenerla, no porque la necesitas, eso es poder.

    Conclusión.

    La vida es mucho más sencilla de lo que creemos, somos más de lo que creemos y podemos conseguirlo todo si no lo necesitamos.

    En el momento que nos quitamos el apego de las cosas, circunstancias y personas, nos permitimos ser quienes realmente somos.

    Es más fácil ser tú mismx, cuando dejas de enfocarte en otras personas y sus opiniones. La vida está diseñada para que logremos todo lo que nos proponemos.

    Está diseñada para que seamos felices y disfrutemos cada detalle que el mundo ya tiene por ofrecernos. El mar, el cielo, la luna, las plantas y todo lo que ya existe es demasiado bello como para que pase desapercibido.

    Despierta y reconoce tu maravilloso valor, no necesitas perseguir nada para sentirte feliz, y si eso crees, es una simple ilusión de la mente.

    Todo está en la mente, recordemos que la mente es muy poderosa. Puede hacerte ver cosas que no están y materializar cosas desde el pensamiento.

    No subestimes el poder de tu mente ni la maravilla de tu espíritu, permítete brillar con lo que ya eres y tienes.

    Estás aquí para crear y ser feliz, no lo olvides.

    ¡Gracias por leerme!

    Tal vez también te interese leer:

    Te podría interesar

    Deja Un Comentario